Nuestra historia

Joyas Las Sureñas parte en la ciudad de Osorno con la venta de Joyas de Plata Italiana. Durante un tiempo visitábamos a nuestros clientes, pero hemos cambiado la modalidad de trabajo y ahora todo lo hacemos de forma online.

¿Quiénes somos?

Carolina Toledo

Karem Adedo

Preguntas Frecuentes

¿por qué hablamos de plata 925 o de ley?

La plata en su estado natural es muy maleable (blanda) por lo tanto los artesanos no pueden trabajar con ella y al lucirla se deformaría. Para ello hay que mezclarla con otros metales y darle una mayor resistencia. La “ley” es la proporción en peso en que el metal precioso puro entra en una aleación con otros metales. La pureza de la plata se mide en milésimas; así 1000 milésimas equivalen a una pieza de plata 100 % pura.

Y de ahí sale el famoso 925. En la mayoría de los casos la joyería en plata está hecha con plata de ley 925 porque, como se ha explicado en el párrafo anterior, la plata que se utiliza está mezclada con otro metal. El más utilizado es el cobre; es decir, 92.5 % de plata pura y un 7.5 % de cobre.

El hecho de que lleve la marca 925 es una garantía de su composición y calidad.

¿Cuál es la diferencia entre la plata italiana y la nacional?

Simplemente la procedencia y los procesos masivos de producción. La plata importada se fabrica en grandes cantidades, pero manteniendo el grado de pureza y calidad del metal, en una correcta aleación de los metales, consiguiendo como resultado plata de ley 925.

¿QUe son las joyas rodinadas o con baño de rodio?

El rodio es un metal precioso de color plateado brillante, que se utiliza para hacer baños a las joyas. En las joyas de plata esto hace que se vean más parecidas al oro blanco y protege la plata.

Tips

¿Por qué se oscurece la plata?

La mayoría de gente sabe que la plata, tanto en joyería, cubertería y demás productos realizados con este noble metal, al final puede terminar oscureciéndose.

¿Por qué ocurre esto?

Lo primero es que el hecho de que la plata se oscurezca no implica que sea de mala calidad, ni que se haya estropeado; simplemente es algo normal hablando de este metal.

La plata no se oxida, pues no reacciona al oxígeno, sino al azufre. Este sulfuro lo que hace es «empañar» la plata, dándole ese aspecto amarillento o negro.

Otros factores que pueden oscurecer la plata son los productos que usamos, maquillajes, cremas, perfumes e incluso el propio sudor. El contacto con la plata de forma continua hace que pueda ser corrosivo para ella. 

Exponerlas a largos periodos de sol, de luz artificial, de agua de mar o productos de limpieza como el cloro también puede ser dañino para nuestra joya.

Además, el PH de nuestra piel y sudor puede producir el oscurecimiento rápido de la plata.

¿Cómo cuidar tus joyas de plata?

Aquí van nuestros consejos: 

– Procura no mezclar tus joyas de plata con otras joyas o guardarlas en el monedero (en la zona de las monedas). Esto puede hacer que se rayen y se estropeen con el tiempo.

– Cuando no estés usando tus joyas de plata es necesario guardarlas aisladas del ambiente, ya que hay muchos factores externos como la suciedad o la humedad que pueden hacer que la plata se oscurezca.

– La plata a diferencia de la bisutería le encanta que la uses, pero hay que tener cuidado con determinados productos como por ejemplo cremas, perfumes, maquillaje… Ante esto después de usarla solo tienes que tener la precaución de limpiarla con un pañito antes de guardarla. Y si es algo que no quieres quitarte en ningún momento, a la hora de la ducha límpiala con el mismo jabón que uses tú.

– Ten mucho cuidado con los productos de limpieza fuertes como el cloro, amoniaco etc.

– El PH de tu piel (y del sudor) es un condicionante para que la plata se oscurezca, así que, si te gusta llevarla para hacer deporte o en cualquier otra situación de mucha transpiración, ten en cuenta los cuidados mencionados arriba.

¿Cómo puedes limpiar una joya de plata que se ha oscurecido?

Aquí tiene la receta:

– Colocar papel de aluminio en la base de un recipiente de plástico o vidrio.

– Agregar una cucharada de sal, una cucharada de bicarbonato, y agua caliente suficiente para cubrir la joya. Mezclar.

– Colocar la joya en el recipiente, asegurando que la joya está en contacto con el aluminio.

– Esperar hasta que se desaparezca la superficie negra lo que por general demora unos minutos. Sacar la joya, enjuagar con agua tibia y secar.